Pasar del otro lado de nuestras Altas Cumbres es ya un buen plan garantizado.

Siempre con la adrenalina de sus curvas y todo lo que vamos  descubriendo en cada metro que avanzamos deseando llegar a destino. Esta vez el destino fué La Matilde, una Comarca Biodinámica, llegué después de mucho tiempo que tenía ganas de ir y lo primero que pensé fué… como no vine antes!

todo en La Matilde está cuidado, pensado, detalles por todas partes, olores, aromas, sabores, texturas. leer nota completa